pieles no

pieles no
Pieles NO

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Regalos para Navidad de WWF




Tienda Panda

¿Buscando ideas de regalos de Navidad? No busques más 
 

Historia del trébol de cuatro hojas


El trébol de cuatro hojas es uno de los amuletos más antiguos que existen. Data aproximadamente del 200 a.C., en las Islas Británicas.
Más que cualquier otro factor, la rareza del trébol de cuatro hojas (normalmente, el trébol tiene solo tres hojas, de ahí su nombre) es lo que le dio un carácter sagrado a los ojos de los druidas de la antigua Inglaterra, adoradores del sol.
Los druidas, cuyo nombre celta dereu-wid significa "conocer el roble" , frecuentaban los robledales como lugares apropiados para sus cultos. Creían que el poseedor de un trébol de cuatro hojas podía ver a los demonios ambientales, y, a través de los encantamientos, anularlos de su siniestra influencia. La información sobre este amuleto benéfico procede de Julio César, sus escritos, y las leyendas irlandesas. El trébol es el símbolo de Irlanda. Julio César sabía mucho sobre los ritos y costumbres de los celtas.


Varias veces al año, los druidas se reunían en bosques de robles sagrados en la Islas Británicas y en la Galia. Allí zanjaban disputas legales y ofrecían sacrificios humanos para cualquier persona que estuviera enferma a en peligro de muerte a causa de la proximidad de una batalla. Se quemaban jaulas de mimbre llenas de hombres, y, aunque los sacerdotes  druidas preferían sacrificar a criminales, en los periodos en que imperaban la ley y el orden también sacrificaban a inocentes. La inmortalidad del alma y la transferencia de ésta, después de la muerte, a un recién nacido, constituían sus principales creencias religiosas. Antes de terminar el ritual del bosque, los druidas recogían muérdago (al que  se atribuía la propiedad de mantener la armonía en las familias)y buscaban también el raro trébol de cuatro hojas.
Hoy en día, los tréboles de cuatro hojas ya no son raros. El los años 50, los horticultores consiguieron una semilla que solo da tréboles de cuatro lóbulos.Pero así no tiene gracia... En hecho de que hoy crezcan a millones en los invernaderos y se cultiven por centenas en las repisas de las ventanas , no solo despoja a esa hierbecilla de la rareza que representa la suerte, sino que además priva de aventura y emoción el hallazgo de uno de esos ejemplares.

 

lunes, 11 de diciembre de 2017

El origen de la Navidad

El solsticio de invierno

La Navidad de los celtas y romanos

La Navidad, tal y como la conocemos hoy en día, se basa en la tradición religiosa del nacimiento de Jesús, la visita de los reyes magos y los milagros hechos por Santa Claus (San Nicolás).
Sin embargo, las fiestas navideñas sólo se empezaron a celebrar a partir de la Edad Media, y fueron los papas de aquella época quienes fijaron la fecha en el 25 de diciembre, precisamente para que los fieles prestasen menos atención a las fiestas paganas del solsticio de invierno y más a las celebraciones religiosas. Incluso el típico árbol de navidad tiene un origen celta.

Cosas que ocurren durante el solsticio de invierno

El solsticio de invierno es el día más corto del año. Esto es así porque se trata del momento en que la tierra está más inclinada con respecto al sol, y por ello recibe menos luz.


Este momento era considerado por muchas culturas como inicio del año, y ese es el motivo de las celebraciones.

Para descubrir

Haz clic sobre cada uno de los dibujos si quieres descubrir cómo se celebraba el solsticio de invierno en las culturas antiguas...



La cultura celta


La antigua Roma

¿Cuánto sabes?

Cuando termines, resuelve este crucigrama y encontrarás una sorpresa secreta...



Crucigrama 

Para saber algo más, consulta algunas de estas referencias:

sábado, 9 de diciembre de 2017

Chistes de Rajoy











Comunicado de Izquierda Unida

este correo electrónico, pincha aquí
Plan de Acción de IU 2017-2018
Compañeras y compañeros,
Vivimos tiempos convulsos en los que resulta arriesgado hacer previsiones incluso a corto plazo. La crisis catalana ha acabado rompiendo las costuras del modelo territorial y evidenciando que la Constitución está agotada. Sin embargo, están siendo las oligarquías económicas y el bloque monárquico quienes parecen estar aprovechando mejor esta crisis. Evidenciamos con enorme nitidez la contradicción -a veces soterrada- entre un proyecto que apuesta por un modelo más centralista y autoritario, con la permanente amenaza del 135 y del 155, y un proyecto de ruptura democrática.
Ante el agotamiento de la Constitución no nos quedamos ni en el lamento ni en la nostalgia hacia un pacto social superado. Desde Izquierda Unida apostamos por un Proceso Constituyente, la construcción colectiva, participativa y democrática de un nuevo proyecto de país que aporte soluciones al problema territorial y a los problemas sociales que padecen las clases populares del conjunto del Estado. Para ello señalamos la necesidad de la construcción de un bloque histórico en el plano social, desde abajo, insertado en el conflicto y que, en última instancia, tenga una expresión político-institucional.
Que no nos jodan la vida. Acabemos con la precariedad Para este reto tan ambicioso debemos adecuar nuestra organización hacia un verdadero movimiento político y social que supere las inercias de partido clásico. Los avances estatutarios en este sentido serán insuficientes sin la implicación de toda la militancia construyendo dialécticamente una nueva cultura política.
El Plan de Acción 2017-2018 que presentamos y tienes adjunto en este correo electrónico pretende concretar en la práctica nuestra apuesta por un movimiento político y social centrado en el conflicto y asentado en el territorio. Se trata de nuestro plan de trabajo para el presente curso político, así que te invitamos a que lo leas con detenimiento.
No es un escenario fácil para la izquierda en general e Izquierda Unida en particular. Sin embargo, contamos con un capital inconmensurable: el compromiso de una militancia que siempre ha estado a la altura del momento histórico. Sois vosotros y vosotras quienes hacéis grande este proyecto dando la batalla en el movimiento vecinal, en el instituto, en el sindicato, en el centro de trabajo, en la cola del paro… Necesitamos que cada uno de vosotros y cada una de vosotras os convirtáis en dirigentes. Solo así podremos hacer de Izquierda Unida un verdadero movimiento político y social que lleve la política de las instituciones a la sociedad civil en su conjunto para disputar la hegemonía.
Estos días ha visitado Madrid Virgilio Fernández, brigadista internacional de 98 años. Los pines republicanos de su boina nos recuerdan nuestro compromiso de lucha irrenunciable con las generaciones que lo dieron todo a cambio de nada. Hoy los métodos de lucha son distintos, pero los objetivos siguen siendo los mismos. Una Izquierda Unida movimiento político y social insertada en el tejido social podrá conectar con las clases populares hoy políticamente huérfanas. A este reto nos emplazamos.
Salud y República,

Firma de Alberto Garzón
Alberto Garzón
Coordinador Federal de Izquierda Unida

Colabora en la financiación de IU

Mea Shearim, en Jerusalén

 

El barrio de Mea Shearim, , en Jerusalén , es donde viven los judíos ultraortodoxos, venidos casi todos ellos de Europa del este. Este peinado característico con cuatro tirabuzones a los lados de la cabeza, tiene origen en el pasaje de la Biblia -que se conocen casi de memoria- que dice que al segar un campo se tienen que dejar intactas las cuatro esquinas , para las viudas, huérfanos y pobres.




 

viernes, 8 de diciembre de 2017

Solo para gatófilos



La leyenda del corazón de Bravehearth


Angus McFadyen interpreta a Robert the Bruce, el autentico Braveheart, en la película de Mel Gibson
Hollywood es especialista en adaptar la Historia a sus intereses sin que sea un problema caer en inexactitudes y anacronismos. Lo hemos visto en multitud de ocasiones en todo tipo de películas pero hay un sospechoso habitual en estas lides: el australiano Mel Gibson. La pasión de Cristo y Apocalypto, sus dos últimas películas como director, no se salvaron de la crítica de los historiadores por incluir determinados gazapos. Pero habría que remontarse a la multipremiada Braveheart para alcanzar el cénit de la reinvención histórica.

William Wallace fue un soldado escocés que luchó contra el invasor inglés en la Guerra de la Independecia (1296-1328). Hasta aquí todo bien. Sin embargo no era de procedencia humilde y nunca adoptó el apodo de Braveheart. Este le correspondía al rey escocés Robert the Bruce. “Robert the Bruce ni siquiera era aspirante al trono”, comenta el escritor León Arsenal (Madrid, 1960) que se ha servido de este personaje como punto de partida de su nueva novela histórica Corazón Oscuro (La esfera de los libros). “Había jurado lealtad a Eduardo I de Inglaterra, el malo de la película de Gibson. Sin embargo, por cuestiones personales, asesinó al máximo aspirante que era John Comyn”. Este homicidio se realizó en una iglesia por lo que, además de ser excomulgado, Robert the Bruce se vio forzado a convertirse en rey si no quería que le colgaran.

Para expiar sus pecados, el rey decidió ir a la cruzada pero murió de lepra antes de poder emprender el viaje. En su lecho de muerte, aterrado por el hecho de ser doblemente sacrílego (por asesinar en sagrado y por no cumplir su promesa de ir a Tierra Santa a luchar), pidió que le arrancaran el corazón y que lo llevaran sus hombres a Palestina. “Metieron el órgano en un relicario y se lo colgó del cuello su mano derecha, James Douglas”, explica Arsenal. “Los cruzados escoceses emprendieron su camino hacia oriente pero realizaron una primera parada en Compostela donde se enteraron de que en el sur de la Península había guerra y que había sido decretada por el Papa como cruzada. Y allí se fueron”.





Bajo las ordenes del rey Alfonso XI, la práctica totalidad de la hueste escocesa cayó en el asedio de Teba, una fortaleza cercana a Granada. James Douglas y los suyos fueron víctimas de una práctica de guerra muy común en España pero a la que los escoceses no estaban acostumbrados conocida como tornafuye. Douglas, viéndose rodeado de enemigos, se arrancó el relicario en el que llevaba el corazón del rey muerto y lo lanzó hacia adelante al tiempo que exclamaba: ¡Ve delante, corazón valiente, que yo te sigo a la muerte como te seguí en vida! “Esto forma parte de la leyenda porque no quedó ningún escocés para contarlo y lógicamente los moros no estaban tan viajados como para entender a un escocés”, explica Arsenal.


Sin embargo, la historia ocurrió y está registrada en las Crónicas Reales. El relicario se perdió pero cuando, hace algunos años, se abrió la tumba de James Douglas se encontró la reliquia con él. “Nadie sabe cómo volvió a manos de los escoceses pero volvió y ahí fue cuando me di cuenta de que había una historia que contar”, comenta el escritor.



FOTOS DE LAS HIGHLANDS (las tierras altas). Este es el Lago Ness
 

Potpourri







Las Hurdes










Maru

Dama de noche