pieles no

pieles no
Pieles NO

miércoles, 20 de diciembre de 2017

La reina Isabel II de España, "La Frescachona"

Isabel II, ya reina
 
 
Isabel II de España fue una reina atípica. Era hija primogénita de Fernando VIII y Maria Cristina de Borbón-Dos Sicilias.
Reinó desde 1883 , en que fue proclamada reina a los tres años bajo la regencia de su madre, hasta 1868,en  que se tuvo que ir al exilio.
Tanto su madre como la camarilla que la rodeaba no la instruyeron en absoluto, ni en lo referente a cultura ni modales. Creció como un cardo en medio del campo. Su madre quería ser reina regente todo el tiempo posible, y por eso no enseñó nada a su hija en lo referente a gobernar ni a nada.
Con 16 años la hicieron casarse con su primo Francisco de Asís, que era un joven impotente a quien el sexo no importaba nada. La pobre reina lloraba: "¡No quiero casarme con Paquitaaa!!! pero nadie le hizo caso.
Luego, al fin de su vida, la ayudó muchísimo cuando estaba enferma y exiliada-

La reina en traje de corte

El matrimonio, por supuesto, fue un completo desastre. Pero la reina se enamoró del general Serrano, apodado "el general bonito", un tipo apuesto y un puntito chulesco, que fue quien la desvirgó. Ella enloqueció por él y por el placer sexual que había descubierto, y el pueblo la llamaba con cierto cariño "la reina frescachona", pues no había alabardero, guardia, noble o soldado  bien plantado, que no  se lo llevase a su cama.
A sus íntimos, hablando de su noche de bodas, decía que "cómo podía ir bien aquello si el novio llevaba muchos más encajes que yo..."
Luego este superamante la traicionaría para derrocarla y quedarse él de regente.

.
Este era el pobre Francisco de Asís, del que sacaron unas coplillas que decían: "Paquito Natillas es de pasta flora, y orina en cuclillas como una señora"
 
 
El Papa Pio IX dijo de ella (palabras textuales) , "es puta pero pía". Este veredicto lo dijo delante de todos los que estaban allí reunidos para concederle a ella, postrada delante suyo, para recibir la distinción de"La Rosa de Oro", que la verdad no sé muy bien en qué consiste, y si está aún en vigor.
Soledad Galán, que escribió una biografía de la reina, decía que era "una hembra que se daba a todo y a todos". Su hijo, que reinó bajo el nombre de Alfonso XII, era hijo de padre desconocido. La propia reina se lo dijo: "-Hijo mío, la única sangre brobónica que corre por tus venas es la mía"
Las mujeres del siglo XIX no comprendían la forma de ser de su reina, pues entonces la mujer estaba sometida al hombre y tenía que ser el ángel del hogar. Pero ella se puso al mundo por montera e hizo siempre lo que quiso. Hoy en día esto no extrañaría a casi nadie, pero entonces hacía falta bastante valor. A veces decía: "-Me doy cuenta de que soy una pecadora". Pero no se enmendaba nada.
Y como no la habían enseñado desde pequeña el arte de reinar, como reina fue un desastre, pero, ¡Y lo que se divirtió!


El general Serrano



 

No hay comentarios: