pieles no

pieles no
Pieles NO

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Algo sobre heráldica

 La heráldica es un sistema de comunicación que forma parte del sistema de la emblemática y está formado por signos constituidos por armerías (escudos de armas). Estas armerías están conformadas por cuatro conjuntos de elementos): el campo (normalmente limitado por la representación de un escudo, aunque no siempre), que solo excepcionalmente posee valor distintivo; las particiones del campo, que delimitan zonas en su interior; las señales, también denominadas muebles (figuras geométricas u objetos) y los esmaltes, o colores heráldicos, que se dividen en metales (oro y plata) y colores (gules, azur, sable, sinople y púrpura). A partir del siglo XIV aparece un cuarto repertorio , el de los ornamentos exteriores al campo, que pueden situarse encima del escudo (el timbre, que tiene como formas básicas la corona y el yelmo, este último con o sin cimera), a sus lados, sosteniéndolo (soportes o tenantes, cuya distinción es irrelevante), rodeándolo (collares, cintas, cordones...) o enmarcándolo (como el caso de mantos y pabellones). ), sino combinar metal y color.


Escudos de países separatistas


Escudo alemán

Definiciones

Blasón es una palabra de origen oscuro, puede ser que venga de alguna lengua franconia de la palabra blâsjan (antorcha encendida, gloria), o más probablemente del latín blasus significando ‘arma de guerra’. “Blasonar” significa describir las armerías siguiendo las reglas de la ciencia heráldica. En un estricto sentido, el blasón es, entonces, un enunciado que puede ser oral o escrito.(Blasonar, después pasó también a definir el 'presumir'.
 Es la descripción de las armerías hecha en un lenguaje técnico, el lenguaje heráldico. El blasonamiento es la acción que consiste en describir las armerías (y por tanto de enunciar el blasón que representa). La ciencia del blasón es muy antigua, se funda menos de un siglo después que se estableciera el uso de armerías en la Edad Media. En esgrima, los blasones (amarillo, rojo, azul...) son exámenes que permiten probar un nivel de técnica adquirida, de arbitrar o de participar en ciertas competencias. Algunos son distribuidos igualmente después de una victoria. Se expresan en una pieza de tela (cuyo color cambia siguiendo el nivel) en el codo o añadida al hombro desarmado.

Arma, escudo, blasón y armerías

 
Escudo de España
Con, de arriba abajo, y de izquierda a derecha, las armas de Castilla, León, Cataluña y Navarra (cadenas). Dentro, la flor de lis, indicando que reina un rey Borbón, y, debajo la granada de la ciudad de Granada.


 
Las definiciones siguientes son precisas, aunque está lejos de reflejar su uso real. En la práctica los términos “blasón”, “armas”, “escudo” y “armerías” funcionan como sinónimos y son intercambiables, tanto en las obras comunes como en las de los estudiosos de la heráldica.

Escudo franquista de España

Escudo de Gran Bretaña, con el arpa de Irlanda , (del norte en este caso), los leones de Inglaterra y el león escocés. La leyenda es en francés, porque lo pusieron los reyes normandos.

  • Las armas son emblemas pintados en un escudo que deben poder ser descritas en la lengua del blasón, y que designan a alguien o a algo. Tienen el mismo rol que una marca, logotipo o nombre propio: son la manera heráldica de identificar, representar o evocar una persona, física o moral (casa o familia, ciudad, corporación...). Las armas son consideradas generalmente como la propiedad (intelectual) de esta persona, que es el titular.
  • El escudo es el elemento central y principal de las armerías, es el soporte privilegiado sobre el que se representan las armas. Sin embargo, diversas armas pueden ser representadas en un mismo escudo, sin necesariamente representar a una sola persona: puede ser la unión de dos armas representando un matrimonio o la superposición de numerosas armas. Un escudo representa entonces unas armas o una alianza de armas. En todos los casos, el escudo delimita gráficamente el sujeto del que habla la composición y es suficiente para identificar las armas o una alianza.
  • Las armerías (siempre en plural) son aquellas que están representadas gráficamente sobre un objeto armado (ejemplo: el escudo). Las armerías comprenden el conjunto de la panoplia formada por el escudo, que designa al sujeto, y sus eventuales ornamentos exteriores (soporte, corona, collar de orden...), que dicen algo sobre el sujeto. Algunos ornamentos exteriores (cimeras, tenantes) forman parte de las armas (y están asociadas sistemáticamente), algunos son arbitrarios o fantásticos (lambrequines, símbolos alegóricos o votivos), pero la mayor parte son la representación heráldica de títulos, de cargos o de dignidades: son atribuidos oficialmente y pueden variar según el estado del titular en un momento dado.
  • Blasonar significa describir las armerías. El blasón es el resultado de hacerlo: es la descripción (en términos heráldicos) de todo lo que es significativo en las armerías, y más específicamente en el escudo. La correspondencia entre un blasón y su representación es el eje de la heráldica: la descripción de un blasón debe permitir representar correctamente las armerías y la lectura correcta de las armerías debe conducir a un blasón que rinda cuentas sobre sus rasgos significativos. Dos representaciones (o armerías) son equivalentes si responden al mismo blasón, son por tanto las mismas armas, aunque puede haber muchas maneras equivalentes de blasonar las armas Pieza honorable disminuida, menor que el tercio del escudo, que a diferencia de la barra se coloca como la banda, de derecha a izquierda. Sobre cualquier escudo personal o el flanco cuartel de una familia, sirve como otros signos heráldicos para distinguir la rama bastarda del apellido de la legítima.
    Barra de bastardía
  • Los colores y la heráldica






    La heráldica es la "ciencia" de los símbolos que permiten representar mediante formas y colores la identidad

Escudos de provincias españolas

Este tipo de cosas gustan mucho a los nobles. Fijarse en las manos del rey Juan Carlos, que tiene los dedos como salsichas y solo se puede poner el anillo -o cavalière- en el meñique

2 comentarios:

F C.M dijo...

La ignorancia es atrevida, pero se da más en los analfabetos anglosajones. A parte de las millones de faltas de ortografìa(¿Salsicas?). En el escudo español las barras no pertenecen a Cataluña, si no al antiguo reino de Aragón...entre otras lindezas de aquí la Loles, que me trae a recuerdo la famosa canción del conejo.
Saludos.

Mª Dolores de Burgos dijo...

En lo único en que tienes razón, es que metí la pata en lo de las cuatro barras. Son del antiguo reino de Aragón, pero es que Cataluña nunca fue un reino, sino un condado que estaba unido a Aragón.

En lo de las faltas de ortografía, si de algo me puedo vanagloriar es de no hacer una NUNCA.